jueves, 30 de diciembre de 2010

es hora + "la vida por delante" de C.Galán (FELIZ 2011)

LLega fin de año y con ello momento de nuevos propósitos, cargar pilas... Creo que dije algo similar el año pasado, pero nunca está de más ir al compás de los ritmos. Así que vuelvo a colgar el poema "Es hora..." como incitación a cargar pilas, pero esta vez lo acompaño del audio del recital en el Marx Madera junto con el tema de carlos galán "La vida por delante". En los recitales conjuntos que hemos hecho es el tema con que cerramos. El vídeo lo he hecho un poco a mata caballo pero ahí queda. Incluye un epílogo con el recitado del tema de Sopa de Cabra "Todo lo que sé" y que da título a este blog. FELIZ AÑO 2011 A TODOS

video

ES HORA...
Es hora de salir ahí
Y quitarse de una vez el miedo
Es hora de no mirar atrás
De no dejarse enredar más
en nostalgias y recuerdos.
Es hora de vestirse de sí
Y salir a pelear
A pecho descubierto.

Es hora de las palmas arriba
Del cabello al viento
Es hora de decir basta
A remilgos, quejas y lamentos
Es hora de embriagarse…con poesía

Es hora de no hacer caso
A palabras necias
De aprender del fracaso
De poner una sonrisa

Es hora de plantar cara
De quererse a uno mismo
De enfrentarse al enemigo
A los de cada uno, a los de todos
Y gritarle al viento.
Es la hora del orgullo
Bien entendido
De la dignidad
De sentirse como esos tentetiesos
A los que se les golpea
Se balancean
Pero nunca, nunca, caen al suelo.

Es hora de risas y canciones
Es hora de apretar los puños
Es hora echarle dos cojones.
Del sentido común
De criterios
De no rendirse
De volver a luchar.

Si hubo tiempos de tregua
Es hora de nuevo
De salir a la guerra.
Es hora de no demorar
Planes y sueños
Es hora de despertar
Y de salir ahí
Con todo
Es hora de unirse
Tú y yo
Y todos nosotros.
Porque lo valemos
Es hora, sí,
Ya, por fin,
de vivir

(J.Carlos 2009)

sábado, 18 de diciembre de 2010

Enrique Morente - Aunque es de noche. (homenaje póstumo)



Cuando subí el anterior poema me acordé de este tema de Enrique Morente; unos preciosos cantes por tangos musicando unos versos de San Juan de la Cruz. Desgraciadamente Morente nos dejó esta semana. Para mí era uno de los grandes. Así que como pequeño homenaje subo este vídeo encontrado en youtube sobre esta preciosidad de canción y dejo también plasmados los versos como "oración" y respeto por el alma del maestro que tan repentinamente nos dejó.
Más allá de creencias, la poesía mística española sigue trasmitiendo una hondura y una belleza que merece la pena ser recordada de vez en cuando.
A su vez supone una excelente banda sonora en estas fechas "navideñas" (en la parte positiva) y de solsticio de invierno (en esa noche más larga)

CANTAR DEL ALMA
(San Juan de la Cruz)

Que bien se yo la fuente
que mana y corre
aunque es de noche

Aquella eterna fuente esta escondida
que bien se yo do tiene su manida
aunque es de noche

En esta noche oscura de esta vida
que bien se yo por fe la fuente fria
aunque es de noche

Su origen no lo se pues no lo tiene
mas se que todo origen de ella viene
aunque es de noche

Se que no puede haber cosa tan bella
y que cielos y tierra beben de ella
aunque es de noche

Bien se que suelo en ella no se halla
y que ninguno puede vadealla
aunque es de noche

Su claridad nunca es oscurecia
y toda luz de ella es venida
aunque es de noche

Se ser tan caudalosas sus corrientes
que infiernos cielos riegan y las gentes
aunque es de noche

El corriente que nace de esa fuente
bien se que capaz y omnipotente
aunque es de noche

La corriente que de estas dos procede
se que ninguna de ellas le precede
aunque es de noche

En esta eterna fuente esta escondida
en este vivo pan por darnos vida
aunque es de noche

Aqui se esta llamando a las criaturas
y de esta agua se hartan aunque a oscuras
porque es de noche

En esta viva fuente que deseo
en este pan de vida yo la veo
aunque es de noche

viernes, 10 de diciembre de 2010

Velada poética en el badulake el próximo miércoles 15




A raíz de las veladas poéticas que La Vida Rima, de la mano de Jose Naveiras, organiza una vez al mes en el Badulake,(en la c/ Salitre, en Lavapiés) el próximo miércoles 15 estaré junto a Luis Morales, versando sobre VIOLENCIA.

jueves, 2 de diciembre de 2010

Soy el nenúfar y soy el alga (poema)

Soy el nenúfar y soy el alga
Que dormita plácido en aguas estancadas
Soy la cruel batalla
Entre el anfibio y el insecto
Que moran en mis aguas
Y soy el musgo y soy la piedra y el helecho.
Y soy la flor que se mece en la mañana
Y el rocío que impregna la hierba
Y esa fragancia de olores que perfuma la montaña.

Y soy el sonido del canto del ave
Y soy el polluelo indefenso
Que espera impaciente a su madre
Y soy el águila que gobierna majestuosa el cielo.

Y el viento que sopla a la alborada
Y el manantial del que mana el agua
y el riachuelo.
Y soy la cría de cualquier bestia
Que se acerca a calmar la sed al alba.

Hoy soy la vida que despierta
Hoy soy la vida que se expande
La que nace y muere en cada momento
La que permanece y cambia a un tiempo
La que en todo su esplendor yace..

Soy mi cuerpo
Mi piel,
mis emociones, mis miedos;
Mis deseos, mis anhelos,
Y también
Hoy,
soy
todo eso.
(J.Carlos 2010)

martes, 23 de noviembre de 2010

Video de la paricipación en recital "Puente aéreo" Barcelona

El pasado viernes 5 de noviembre, desde la asociación la Vida Rima devolvimos la visita que la "Xarxa de poesía urbana" de Barcelona nos hicieron en septiembre. Fue un "Puente aéreo" a dos bandas en un intercambio personal y poético maravilloso. El sitio que ofrecieron la gente de Barna era inmejorable. "La Papa", un referente cultural en el Poble Sec, se acomodaba a la perfección a una bonita noche de poesía´, música y performance.

Como la gente de la Xarxa tuvieron a bien grabar a cada uno que subimos al escenario, aprovecho y subo el v´deo con el poema "Homenaje a Paco Ibáñez" que tuve el placer de recitar.

video

viernes, 12 de noviembre de 2010

"A domingo le llegan extrañas las palabras" (poema)

Domingo…

Domingo, domingo…
Vamos hombre, levántate y anda
La mirada perdida, la mente confusa
Domingo ha olvidado hasta cómo se llama.
La mujer que está a su lado
Y ahora le habla…
Solo está seguro que le ama
Domingo… Domingo…
Pero a Domingo le llegan
lejanas y extrañas las palabras.

Hay niebla en la mente
Sus recuerdos son de escarcha
Vamos domingo, levántate y anda;
Pero hombre, pon cuidado
Que este cajón no es el de la cucharas
Te haces viejo, Domingo, qué cruz
No madre, yo creo que a padre, algo grave le pasa.

Domingo…Domingo…
Si pudiera recordar donde pongo mis corbatas
Volvió a salir a la calle
Con las zapatillas de casa.
Domingo camina lento, torpe
Y lleva el peso de su angustia a la espalda
Si al menos pudiera recordar
El camino de vuelta a casa…

Pero la enfermedad avanza deprisa
Es una serpiente que devora y no se sacia
Y para Domingo, Alzheimer
Ya es tan sólo una palabra
Vacía y hueca que no le dice nada.
La impotencia se ha hecho fuerte
A este lado de la cama

Domingo…Domingo…
Escucha las voces, ve las caras
Pero no reconoce…
Domingo vuelve a ser un niño
Paseando por su infancia
La realidad es un collage sin sentido
¿Quiénes son esas mujeres de las batas blancas?

Y Domingo cree ver en esa niña a su hermana
Pequeña que juega con su muñeca de lana
Y sonríe, y ve la puerta y a su padre bajo el roble
Con un botijo de agua…que le llama

Domingo…domingo…mira quién ha venido a verte
Y Domingo ya sólo reconoce el cariño de esas manos
Y agradece la ternura de esos ojos negros que se le clavan
Y entiende el lenguaje de los afectos
Y ruedan las lágrimas, tregua en la batalla
Domingo…Domingo…
Vamos levántate y anda…
(J.C. 2010)


La enfermedad de Alzheimer es la causa de demencia más frecuente en la población anciana, representando entre un 50 % y 80 % del total de las demencias.
A todas aquellas personas y familiares que lo padecan

lunes, 1 de noviembre de 2010

audiopoemas

Aunque me llevé la grabadora al último recital, se me olvidó ponerla. Cosas del directo. Así que subo algunos poemas recitados con el acompañamiento de Estrella a la flauta, grabados en plan casero.En este caso los poemas "Desde Central Park" y "Contra quién lucharemos".
video

martes, 19 de octubre de 2010

De nuevo, recital poético-musical el jueves 21



Aunque algo precipitado, tras varios meses, de nuevo comparto poemas en recital propio, acompañado esta vez sólo por Estrella Sánchez con la travesera y tal vez con posible colaboración de Carlos Galán con la guitarra.
Esta vez será en el Marimba bar (c/ lavapiés 13; el jueves 21 a las 22h.)No conocía el Marimba hasta hace poco y me pareció uno de esos sitios cucos con encanto; quizá algo pequeño pero muy familiar. En esta ocasión la idea será no repetir el formato de recital anterior al no disponer del equipo de sonido e instrumentación de los otros por lo que es un buen momento para incluir algunos escritos nuevos y otros que no había incorporado en anteriores recitales.
Por ello en esta occasión cambiamos de título el recital y espero que pasar una velada agradable.


De ceniza y barro

De ceniza y barro
Son mis pasos
Ceniza de vidas pasadas
De logros y naufragios
Y de injusticias que el camino
Siguen adornando
De cenizas quemadas
Y también de barro
De barro siempre presto
a ser modelado
Con manos de esperanza.
(J.Carlos 2010)

viernes, 15 de octubre de 2010

Nadie habla de ese muro (poema)

Nadie habla de ese muro
Que separa como un foso de cristal
Tu mundo de mi mundo.
Nadie habla de esa línea
Que separa como una cuerda de metal
Tus ilusiones de las mías.
A nadie le importa, ya nadie se acuerda

Que aunque se unió esta ciudad
Aún siguen existiendo abismales fronteras
Cuando cada mañana sales a pasear
Dejando atrás calles sucias y frías
Y ves a lo lejos aquellas luces extrañas
De mi ciudad.

Pero hay un muro hecho de sudores y lágrimas
Que no te permite cruzar
Un muro de horas a destajo mal pagadas
De horas interminables en las calles sin hacer nada
De un futuro que no ves claro
De un presente que se queda en nada

Un muro que huele a miedo
De un ciudad que no te reconoce
Un muro que genera rabia
Y odio y frustración y ganas
De quemar coches,
de quemar sombras,
de quemar por quemar
Hasta que ya no quede nada.

Hay un muro hecho de sudores y lágrimas
Que no te permite cruzar
Y nadie habla de tu futuro robado
A costa, tal vez, de mi bienestar

Ya se encienden las luces de mis calles
Y aún sigue habiendo muros
imposibles de cruzar.

(J.Carlos 2003 aprx)

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Sobre Lidia Pujol (comentario y vídeos) + poema propio

El pasado viernes pude asistir con gran deleite por mi parte, por primera vez a un concierto en vivo de Lidia Pujol; cantautatora catalana que ha colaborado con artistas como LLuis LLac, Dulce Pontes, Mayte Martín, Kepa Junkera, Jackson Brawn o Sopa de Cabra. Desde que la conocí escuchando en un c.d. su colaboración con estos últimos me cautivó su voz. Luego, escuchar sus discos supuso una bocanada de aire fresco. De aire fresco de la música con raíces de este lado del mediterráneo pero con influencias desde otras costas de nuestro mar en un precioso mestizaje. Lidia adapta y actualiza en ocasiones canciones y música de tradición popular medieval, celta, sefardí,flamenca... juega con los idiomas enebrando catalán, castellano e incluso francés o hebreo.Me recuerda a Dulce Pontes pero del lado mediterráneo de la península. Lidia es una de nuestras máximas exponentes de la "Word Music" .Una genial intérprete para una joya de música que trasmite poesía, musicalidad, emoción y sentimientos con su maravillosa voz.

El presente vídeo pertenece a su último trabajo "Els amants de LLillt" donde da voz a mujeres cuyas historias fueron más allá de la razón de la época y que fueron recogidas por la tradición popular. Esta presciosa historia, "L' Amèlia" es una buena prueba de ello.
Abajo incluo la letra más la tradución a cada verso como más o menos me ha salido.



"Malalta esta malalta, (Enferma, está enferma)
la filla del bon rei. (la hija del buen rey)
Els metges la visiten, (los médicos la visitan)
però no saben quin mal té. (pero no saben que mal tiene)

També hi va sa mare, (allí va también su madre)
quan ja no hi ha remei. (cuando ya no ha remedio)
Filla, la meva filla, (hija, mi hija)
de quin mal vos dolgueu. (de qué mal os lamentáis)

Mare, la meva mare, (Madre, mi madre)
penso que be ho sabeu. (pienso que bien lo sabéis)
Metzines me n’heu dades (venenos me habéis dado)
que em maten el cor meu. (que me matan el corazón)

Ai que el meu cor se’m nua (Ay que mi corazón se me anuda)
com un pom de clavells (2) (como un ramo de claveles)

Filla, la meva filla, (hija, mi hija)
d’això vos confessareu, (de eso os confesaréis)
quan vos ‘gueu confessada (quando vos quedéis ?) confesada)
el testament fareu. ( el testamento haréis)

Totes les meves joies (Todas mis joyas)
als pobres donareu. (a los pobres daréis)
Totes les meves robes (todos mis vestidos)
són per la mare de deu. (son para la madre de Dios)

Ai que el meu cor se’m nua (Ay que mi corazón se me anuda)
com un pom de clavells (2) (como un ramo de claveles)

Filla, la meva filla, (Hija, mi hija)
i a mi que em deixareu. ( Y a mi qué me daréis)
Mare, la meva mare, (Madre, mi madre)
a vos el marit meu. (a vos mi marido)

Perquè el tingueu en cambra (para que le tengáis en la habitación)
tothora que vulgueu. (cada vez que queráis)
Perquè el beseu de dia ( para que le beséis de día)
tal com de nit ja feu. (tal como de noche ya hacéis)

Ai que el meu cor se’m nua (Ay que mi corazón se me anuda)
com un pom de clavells... (como un ramo de claveles)


Este otro tema "Mensaje" pertenece a su anterior trabajo , "IAIE", primero en solitario de su carrera.



Finalmente vuelvo a subir a colación, este poema propio con aires de mestizaje y Mediterráneo

HABRÁ UNA PLAZA (Juan Carlos 2008)
Habrá una plaza de colores vivos
De olores a especias, a sal
A canela, a lavanda, a azahar,
a tomillo;
de sonidos de guitarras
de voces en mil lenguas extrañas
de cruces de caminos.
Habrá una plaza bañada por la brisa de un mar
Que siempre fue eterno testigo
De amores y batallas
De amigos y enemigos
Y del paso eterno del tiempo
A lo largo de los siglos
Un mar bañado de esperanzas,
Y sufriendo castigos.
Habrá una plaza que nos llame
Una tarde de sol y estío
Habrá una plaza en que nos encontraremos
Para reconocernos
Y comprobar
que aún seguimos vivos.

lunes, 20 de septiembre de 2010

J.A.LABORDETA (in memoriam)

Hay huecos difíciles de llenar y días tristes cuando se marcha alguien tan entrañable y tan admirable. Nos ha dejado J.A.LABORDETA; mucho más que un cantautor. Poeta, músico, profesor, caminante, político y un hombre de su tierra y comprometido con su tiempo. Una persona a la que me hubiese encantado conocer y tratar. Una persona que trasmitía sencillez y dignidad.Un referente con mayúsculas en esta época en que escasean.Alguien que cantó como nadie a las gentes sencillas, a lo cotidiano, a la injusticia y que supo trasmitir el valor de la utopía y la fraternidad.

Siempre recordaré como cantábamos en los campamentos su himno a Los Monegros, ese "Me dicen que no quieres" donde se denunciaba el abandono y la injusticia hacia esas tierras y su arenga a que "de esa tierra dura y salvaje haremos un hogar y un paisaje" o su ya clásico Canto a la Libertad donde "tal vez tú, yo ni el otro la lleguemos a ver pero habrá que empujarla para que pueda ser" grabada luego en su doble directo con estribillos en català y euskera.O recordaré el disco suyo de "Aguantando el temporal" que me compré de oferta hace tantos años y donde me emocionaba con su "Carta de casa", semblante de una época, de un barrio...
Y tantos temas suyos que sigo escuchando de tanto en tanto, como ese "Banderas rotas" donde con tanta dignidad pone "sobre la mesa todas las banderas rotas, las que nos rompió la vida, la lluvia y la ventolera de nuestra dura derrota" o ese canto a la dignidad y la esperanza de "SOMOS como esos viejos árboles, batidos por el viento que azota desde el mar"
Y Siempre recordaré el único concierto suyo al que asistí en las fiestas del PCE de hará cinco o séis años, en el escenario pequeño , como una auténtica fiesta de alergría y emociones donde el público entregado le coreaba con cariño "presidente, presidente" y él respondía con un socarrón "vamos, no jodáis".
Y siempre recordaré el cariño con el que un país le ha despedido.
Descanse en paz y que su ejemplo siga presente.


ALBADA (J.A. LABORDETA)



SOMOS (J.A.Labordeta)



HABLO POR HABLAR (poema de J.A.Labordeta)
Hablo, por hablar,
hoy que está desierto el mar
y una paz agreste invade
estas turolenses llamaradas
de fuego y de dolor.

Hablo del día a día que sucede,
de las tardes que adiós nos despedimos,
de los hijos que llegan,
de las tierras que acogen nuestros cuerpos
y de todo aquello
que va formando, al fin, nuestra figura.

Del paso indefinido
hablo también

y hablo, para quedar en paz con mi conciencia,
del tiempo jamás recuperado,
huido entre sonrisas, adioses y lágrimas,
que nadie reservó para el otoño.

Hablo del campesino y de su hondura,
del herrero que fragua su tristeza,
del minero que invade las entrañas,
del poeta que, a solas, agoniza.
Hablo de mi mujer y su esperanza.

Y hablo de este pequeño dios
que ha entrado en casa,
después de tantos días esperado.

Hablo y hablo
y nunca sé por qué guardar silencio.

jueves, 16 de septiembre de 2010

De nuevo sobre "ASFALTO"

Aunque ya subí hace tiempo estos versos, volver a escuchar en directo las canciones de un grupo como ASFALTO de nuevo me invita a traerlos aquí a la memoria. Recuerdo que tenía 8 o 9 años cuando escuché por la radio su "Capitán Trueno" por primera vez; y a partir de los 16, tantas escenas que llevan su banda sonora, que al volver a verlos( y ya son varias desde su "reaparición) era como esa supuesta esperiencia al borde de la muerte en que dicen que aparecen las imágenes de tu vida en segundos. Pues un concierto de asfalto es hacer vivas y actuales tantas de esas imágenes.
Como tantos de sus "seguidores" me hubiera encantado ver de nuevo una "reunificación" del grupo con L.Laina y J.L.Jiménez (fundadores de los primeros Asfalto, y de Topo) pero aun así la nueva banda que ha configurado Julio castejón (los Asfalto para el siglo XXI) merecen notablemente la pena.

Como muestra dos vídeos:
- El tema "Prisionera enmarcada" , un tema de su disco Corredor de fondo del 86, pero en la versión actual del DVD Al fin vivos de 2009 y con la magnífica voz de raúl Santana.

- Y el clásico, himno de una generación "Días de escuela" del primer disco Asfalto en 1978, ahora que viene a cuento con el comienzo del curso escolar.


Versos a Asfalto:

Si el Capitán Trueno pudiera venir
Nuestras cadenas saltarían por fin
si quien sabe lo que es crear
si solo ves lo que puedes ver
y lo conocido se queda pequeño
si un disco se hizo eterno
si son quijotes eléctricos
si atravesé la eternidad
y descubrí tras de una nube alguien
Si alguien me recordó
enseña a tus hijos a amar la libertad
si el rock urbano lleva vuestro nombre
que menos que ante el olvido
Os recuerde con un soneto
Para haceros presente esta noche.

Tras más de treinta años que irrumpieron
Con su música, padres del rock urbano
De Rocinante y el Capitán Trueno
Carabanchel, Vallecas, mi barrio

Primos de Rosendo, de Risi, del Molina
Ni heavis ni hippis, sólo rock del nuestro
Nunca en el olvido, nunca en la cima
Volví a verlos de nuevo en directo

Castejón y su banda, no es pasado
La magia es eterna cuando conmueve
Y me acompaña desde los quince años

Faltaban el Lele , Jiménez, y tantos
Otros pero qué bien que me recuerden
Que aún rezuma música el Asfalto.

(Juan carlos 2007)




miércoles, 1 de septiembre de 2010

llegó el día (triana)

Como cada septiembre, a modo de año nuevo, volver a empezar. Vida-muerte; dos caras de la misma moneda. Morir al verano, renacer al nuevo curso y llevar las semillas de lo que fue.
Aún con los ecos estivales y los compases trianeros qué mejor que de nuevo dar la palabra al magnífico poeta y músico Jesús de la Rosa (Triana)en esta maravillosa canción llena de vitalidad, esperanza y ganas de renacer y avanzar.
El vídeo con la canción es un montaje casero pero muy bueno bajado del yotube.

LLEGÓ EL DÍA (Jesús de la Rosa-Triana)
Ya no siento que me ahoga la nostalgia
y me encuentro cansado de llorar.
Ya no importará más quien gane.
No quiero de esta fuerza escapar.
Volaré por las estrellas una a una
en el brillo de tu cara y tu mirar.
Pediré al Sol que toda mi fortuna
sea un rayo perdido en alta mar.

Sin saber que no me vale.
Sin saber que no me sirve.

Ahora siento que llegó el día,
que tengo ganas de vivir,
de atravesar los muros y ruinas
que aunque pase el tiempo están ahí,
y florecer como un hombre nuevo
sin miedo a las tragedias por venir.
Regalarle a la vida todo el fuego
de tus ojos y tus ansias de vivir.

(Iba vestida la aurora con rayos de Sol
y en los cabellos prendida llevaba una flor)


Versos de cada 1º de septiembre

(A modo de ritual, conjuro, rito de transición, pataleta o corte de mangas)


Joder, como niño rabioso
Blasfemo bien alto
Grito, pataleo, me encabrono
Y hasta querría llorar.
Me encolerizo
Pego saltos
Me enfurruño, haga pucheros
Y me niego a aceptar esta realidad.
Cruzo los brazos, aprieto los puños
Taconeo, frunzo el ceño
Agacho la cabeza
Pongo cara seria
Y me dirijo al rincón sin hablar
Joder, que no, que no quiero
Hoy soy un niño mimado
Y me quitan mi caramelo
Y me niego a moverme de esta barra del bar.
Si yo soy un chico bueno
Sin grandes pretensiones
Joder, que no,
que ya se que se acabaron las vacaciones
Pero es que no me apetece empezar a currar.

(Sept 2007)

sábado, 21 de agosto de 2010

desde Central Park






(Para Eva)

Atrás dejé el Dakota; Lennon sigue presente; se respira utopía mezclada con tragedia en el ambiente.
Me adentré en Central Park y a los pocos metros se abren como pequeños estanques donde se dan cita mil especies distintas, amplias esplanadas.
Tumbado, bajo el potente sol, compartiendo espacio con gente diseminada: en pequeños grupos, en parejas o solos, en bañador sobre las toallas o jugando a volar el disco, a lanzarse la pelota, ajenos a lo que se cuece alrededor.Distintas razas, mezcla, mestizaje.
Isla de paz, remanso de quietud, me invade la calma.
Predomina el silencio, acompaado por pequeños murmullos en distintas lenguas que como olas vienen y van. Lejos queda el bullicio de los parques de Madrid.A ratos,vendedores de color arrastran su carrito, su esperanza y su sudor al grito de "watter one dolar".
Calma. Me encantan los parques de New York y esa costumbre de pararse a leer, a observar, a detener y escapar, aunque sea por un momento, del ritmo frenético de la ciudad.
Playa urbana de manto verde.
Levanto la vista. Como guardianes, majestuosos, imponentes se elevan, rodeando Central Park los inmensos edificios, rascacielos plateados. En la cara sur sobresale el edificio Rockefeller.
Como maquetas, como decorado de cartón,están ahí para recordarnos donde estamos.
Porque allá arriba, entre mails y oficinas, se ejecutan transacciones, se deciden operaciones, se mercadea con intereses, se especula con ambiciones, se planifican guerras, se preveen beneficios, se inventan crisis, se gobierna el mundo...
Aquí abajo, simplemente, se vive y eso ya es mucho.
Imagine no cuntry.

Juan Carlos 2010

jueves, 12 de agosto de 2010

Hay lugares...

Hay lugares…

Hay lugares que son como patrias pequeñas
Cálidos hogares
Segundas viviendas.
Hay lugares que son como viejos compadres
Eternos amigos
Que se prestan cada verano
Gustosos al reencuentro
Hay lugares que a fuerza de vivirlos
ya los hacemos nuestros.

Abrazo de Mediterráneo, Menorca me esperaba
Aguas turquesas
Plácida calma,
brisa de infancia
Aunque de niño jamás pisé sus tierras.
Brindar con amigos, parlar català
Y ser uno con todos, todos con uno
Y no bajar la mirada.
Nadie más que nadie
Desnudar cuerpo y alma
Playas de Santo Tomás
Respirar libertad
Una noche canté repertorio de Triana.

Hay lugares que se introducen en vena
Que detienen el tiempo
Hay lugares que expanden el alma
que siguen contenidendo magia
Que como un buen vino
Hacen más llevadero el camino
Hay lugares que tren la calma

Aires moriscos de Cádiz
Ruta de los pueblos blancos, sierra de Grazalema
Y un porche con un grifo de cerveza
Y un rincón con piscina y buena sombra
Y corazones que se encuentran
Y reír como niños en la noche fresca de la Sierra.
Cuado hay buena gente lo demás sobra.
Embrujo andaluz, duende del Sur
Fusionarse en el Palmar y los Caños de Meca
Y en el aire se oye la voz de Jesús de la Rosa
Mi Triana,
que “sé de un lugar”
En “el lago”, “sentimiento de amor”
Que derriban “tu frialdad”.
Y “desnuda la mañana”

Hay lugares que ya son nuestros
Y vuelven para recordarme
Aquí en mi Madrid
Que con qué poco, compañero
Se puede ser feliz.

Juan Carlos 2010


Poema dedicado a estos preciosos días de vacaciones en Menorca en casa de Jordi y Alicia y en el albergue de AL-Qutum en los Algodonales (Cádiz). Curiosamente en ambos sitios Triana le puso banda sonora.Subo vídeo con algunas instantáneas de ambos entornos con el tema Sentimiento de Amor de Jesús de la Rosa (Triana)

video

domingo, 1 de agosto de 2010

TIEMPOS DE ESTÍO




EL VIAJE

Porque nunca eliges cuando empieza el viaje
Porque cuando por primera vez tomas conciencia
Que la vida ha golpeado para bien o para mal
Sabes que el viaje ha comenzado,
No eres tú quien eliges cuando empieza el viaje
Es el viaje el que elige cuando empiezas a ser tú.
(J.Carlos 2008)


TIEMPO DE ESTÍO

Se perfila mi sombra
a la vera del camino
Escapar de esta ciudad
se detiene el tiempo
nuevamente es tiempo
de estío.

Dejarse abrazar
como por su madre el niño
una vez más
por el Mediterráneo,
mis islas
mi mar.

Se perfila mi sombra
recorre los caminos
se detuvo el tiempo
es tiempo de estío.

Ser amante fugaz
de la noche plácida y serena
abrazo de luna
embrujo del sur
abrigo de estrellas
duende andaluz.

Y volver a la ciudad
y repostar
y volver a marchar.

Se perfila mi sombra
un alto en el camino
y salir a los campos
de nuevos destinos
otras ciudades, otras gentes
y seguir jugando a piratas
aunque doble los veinte.

No existe el tiempo
es tiempo de estío
coger aire
y respirar
el universo en una tarde de verano
junto al mar
de mis anhelos
y recorre mi sombra
la vera del camino
(J.Carlos 2010)

lunes, 12 de julio de 2010

CELEBRACIÓN Y DEDICATORIA

Y al fin campeones. campions, taxapeldunak. Y me uní al ritual colectivo de patritismo. Algunas anécdotas no me gustaron (por fachas) y otras sí. Y aunque me emociono viendo la emoción de la gente de mi país, me siguen faltando símbolos de mi España plural. Em va agradar veure al Xavi i al Pujol amb la Senyera passetjan la copa. Pero es un día feliz,
Y también, aunque este es un blog de poemas y "menesteres afines" me ha encantado encontarme tanto en la seminfinal como en la final en el garito la Misión de Opañel a ex alumnas mías de F.P. de la familia de Servicios Socioculturales, de hace siete y seis años. Ya que os mencioné el blog, por si después de tanta copa y baile os acordáis, va por vosostras. Chus (del julio verne)y Patricia y María (i la vostra amiga de Tarragona Angels).Un besazo, Una alegría y una placer el reencuentro.
Buen verano a todos / Bon estiu a totos.

Campeones

viernes, 9 de julio de 2010

COLORES

En estos días de efervescencia nacional con motivo del mundial de fútbol y los triunfos de la selección, me uno al ritual colectivo y quería hacer un pequeño homenaje a esa España que tan presente está en balcones y terrazas. Pero a la España plural y diversa,que es en la que creo y siento; con sus distintos pueblos, nacionalidades, paisajes, lenguas y colores.Esa España mezcla de colores y mestiza de mil razas. Y para ello traigo este precioso tema de Lele Laina y Jose Luis Jiménez (Topo y parte de los primeros Asfalto). Un tema, "Colores" en cuya letra creo que colaboró Sabina y que nos habla de esa maravilla de paisajes que tiene esta piel de toro.
Incluyo también la letra. En la entrada anterior subí el tema bajado de Internet y con montaje casero, pero me apetecía hacer mi propio montaje con fotos de la red y algunas mías y con la versión en acústico del disco de "Canciones Básicas" de laina y Jiménez.
Y también incluyo algunos versos de un poema amplio que hace tiempo dediqué al manido tema de la cuestión española.
Mañana se juega la final y ojalá (por cierto, término de nuestro pasado morisco) seamos campeones, campions, txapeldunak.

"...España mezcla de colores / mestiza de mil razas/ fruto de mil amores/ se apropiaron de tu nombre/ saquaron tu casa/ y quisieronm hacer de ti una princesa de salón/ de la alta aristocracia/ (...)
...pero tú solo quieres volver a cantar en el puerto junto a la mar/ conjurar con tu duende las penas/ y correr por los caminos descalza una vez más/ en paz..."
(J.Carlos 2001)

COLORES (Topo)
Has visto amanecer el páramo en León
la bruma gris y un vuejo caserón
Has visto romper las olas contra al dique de Gijón
sentir la fuerza del mar a tu alrededor

Te has parado alguna vez a ver
los colores que estallan en Madrid
cuando al salir del metro en una tarde otoñal, el sol se va...

La Mancha es de un color que no puedo explicar
mitad magia mitad desolación
Andalucía duerme en sábanas de cal
el triste sueño de la soleá

y del Mediterráneo qué, a quien no le enciende su color
siempre habrá un sitio en tu puerto,
siempre el hijo predilecto del gran padre Sol.

Son los colores que me hacen sentir bien

video

COLORES

video

viernes, 25 de junio de 2010

"Momentito de bajada en lavapiés" (relato)





Bruma, olor a sal, horizonte, luces que parpadean al fondo; mi espalda húmeda y la arena que se clava; tú sobre mi, me besas, jugueteas con mi pelo, bromeas sobre mi aspecto desaliñado. Me giro, te aferro con mis manos, los dedos entrelazados, te domino yo ahora; no juego, me cobro mi presa y me sumerjo en tu cuello. Me pierdo en cada beso, te robo tu esencia, te doy la mía; has cambiado las risas por leves gemidos; noto tu corazón que late con fuerza; tum, tum, tumtum. Escucho música de fondo: algún grupo de chavales se ha acomodado cerca, alguno se baña…
- Me dejas?
- Ah sí perdona, pasa.
Un pavo con camiseta negra de tirantes y aspecto algo borde me saca del trance: le estaba tapando el camino al servicio. Están sonando los Zeppelin: “Escalera al cielo” pero yo no asciendo sino que vuelvo a descender al infierno o al paraíso demoledor de tus recuerdos. Por unos momentos me aferro por no sumergirme: giro la cabeza, ha entrado otro grupo de gente entre ellos tres francesas, posiblemente Erasmus, se ríen sin parar de las anécdotas de sus compañeros que ejercen a la perfección su papel de cicerones; se llevarán un grato recuerdo de Madrid. Estoy seguro que Lavapiés les ha marcado; lo noto en su ropa, en sus ademanes; allí donde vayan no encontrarán una calle Argumosa con su desfile de terrazas de verano.
Huella indeleble, no puedo bracear más, doy cuenta de otro trago. Caigo, caigo . estás preciosa pero tus ojos reflejan tristeza. Bailamos, bailamos, te aferras a mi cuello y tu sonrisa me eleva. Paseamos por las estrechas calles andalusies y hoy te entregaría la luna. Dudo si eres capaz de contemplar tanta belleza; siento miedo. De las tabernas salen quejidos de guitarra.
Han cambiado la música, vuelvo a subir, suena flamenco y José Mercé le canta a la primavera pero es el verano quien se ha instalado ya en Madrid y yo me acuerdo de ti. Otro trago, canción de los secretos: “quiero beber hasta perder el control” ; juego a ser el protagonista de las canciones y me doy cuenta que mi historia es la misma que la de tantos otros pero te echo de menos. El calor es axfisiante y este bar no tiene aire acondicionado. Desciendo, desciendo.
“Dices que eres demasiado joven, que es pronto para amar, tal vez necesites un poco de tiempo, ya te tienes que marchar” Me machaqué con ese estribillo de los Angeles del Infierno durante más de dos semanas. Te marchas, ya te has marchado, como nos marchamos todos alguna vez. Mi historia no tiene nada de particular pero a mi me quema. “ qué estarás haciendo en este momento, espero que te acuerdes de mi” proseguía la canción. Pensé haber pisado el cielo, aunque fuera sólo a ratos. Volvemos en el coche y sacas la mano por la ventanilla, respiras el aire, te dejo conducir, Madrid está cerca y el otoño también.
“Otoño, suena una canción, otoño, sentimientos que se rompen cuando se apaga el calor.” Medina Azahara me ha hecho de nuevo tomar conciencia del ahora, me queda media hora y el bar es un hormigueo de gente que entra y sale a la terraza. Me suenan algunas caras. Me fijo en dos chavales que están al otro lado de la barra; discuten de política; otro desalojo, otra ocupación. Sonrío. Creo que echarás de menos Madrid. No, no te has ido, sigues aquí o allí no lo sé. El camino se hace al andar. Es curioso pero son tuyas las dudas, siempre fueron tuyas; por una vez el sexo femenino fue el inseguro. El alcohol se nota y me arrebata un pinchazo de optimismo, luego quizá venga la bajada. Sonrío, respiro lavapiés. Salgo a la entrada del bar: la terraza está a rebosar y mucha gente se ha acomodado en los bancos y en suelo. Me siento en casa; No se mueve una gota de aire.
Tristeza, tristeza dominaba tu corazón las últimas semanas. No puedo hacer nada. Te apoyo, estoy a tu lado, pero se rompe el hilo, se va rompiendo. Un pensamiento, un recuerdo, un dolor, una canción. Conmigo, sin mi, no sabes, no sé, vueltas, decisiones, “ruido, tanto tanto ruido y al final llegó el final”, canta Sabina. Nada especial, una historia sin más como tantas, como otras, como la de cualquiera que está aquí sentado, una historia común de la que no valdría la pena una novela o tal vez sí, todas las novelas de todas las historias de los que hoy pisamos Argumosa, una historia, sin más pero a mi me quema.
Ultima caña, me quedan diez minutos, ¿habrás unido los opuestos? No sé nada de ti, ni una llamada, tal vez más adelante. No sé si quiero llamarte, quizá, quizá, quizá… te quiero, hoy en este día veraniego de Madrid, pero estás muerta, al menos la que fuiste sólo vives en mi recuerdo, y en el tuyo, vives, tu vida tu camino, yo el mío. Me he adelantado una hora, hoy hace un año que nos fuimos de vacaciones al Sur, a tu sur al mío, quería regocijarme en el recuerdo; pago salgo me dirijo al bar donde hemos quedado. Me dicen que llevo cara rara que si me pasa algo. Ha sido sólo un momentito de bajada, como decía el Robe de Extremo, respondo. Salimos, andamos, nos dirijimos a la Filmo a ver una peli, una historia especial o una historia común de tantas, como la mía, como la tuya, como la de todos.

(Juan Carlos; junio 2003)

martes, 15 de junio de 2010

LA PIEDRA (relato)




Ante sus ojos se presentaba la inmensidad del lago. Desde aquella altura, acomodado a la sombra de un frondoso árbol su mirada se perdía hacia las transparentes aguas varios kilómetros hacia el oeste, bajo la vigilancia de dos inmensos acantilados acompañando al sol en su fuga hacia nuevas tierras.
El cielo violáceo, bañado por los últimos rayos del sol servía de escenario a numerosas bandadas de aves siguiendo la luz. A ambos lados se elevaban, como emergiendo de las aguas del lago, dos gigantescas montañas, vigilantes, cubiertas de una espesa verde capa de bosque de donde provenían mil y un sonidos, de una diversidad de animales que refugiados entre la maleza ponían música a la escena más importante en la vida de Daniel.
Sólo había contemplado un espectáculo semejante en unas vacaciones en Brasil donde podo recorrer y contemplar la grandiosidad del Amazonas con su selva auténtico pulmón de su planeta. Y sólo había sentido aquella sensación de libertad indescriptible, aquella música en el estómago de quien sabe que es el primero en llegar, el día que puso sus pies en Marte hacía ya más de siete años.
Pero ahora las circunstancias habían cambiado: con esa piedra entre las manos y con la paz que le trasmitía la vista de aquel atardecer, Daniel comenzó a pensar todo lo sucedido en los últimos meses como quien recuerda una película de terror que aún produce escalofríos.
Por su mente desfilaban agolpados, como guerreros en una batalla, infinitud de recuerdos, de imágenes, de emociones intensas que pugnaban por luchar y tuvo que hacer un gran esfuerzo por ordenar sus pensamientos.
Miró y acarició con ternura la grisácea piedra de nuevo y recordó como él, el más distinguido piloto de la Agencia había sido elegido para probar junto a otros cinco compañeros el último milagro de la técnica: una nave capaz de viajar trascendiendo la velocidad de la luz a partir de los últimos descubrimientos científicos en partículas subatómicas. Cuando se la mostraron por vez primera la contempló como quien contempla a un ser especial de la naturaleza, como quien contempla la mutación positiva de un animal.
Mientras pensaba, Daniel no podía evitar dejar de acariciar la piedra que cuidaba con mimo entre sus manos como quien acaricia a un hijo, como quien acaricia a su propia esperanza.

Volvió a recordar aquellos días y sintió de nuevo ese frío mortal en la sangre, ese vértigo que se adueña de las entrañas como cuando soñaba que caía en el vacío y despertaba sobresaltado. Por unos instantes volvieron a resonar en su cerebro las sirenas, los ruidos de las bombas, los gritos de los niños en las calles, el pánico que se adueñó en pocos días del mundo entero. Una pesadilla de la que pudo ser afortunado en despertar.
Recordó la reunión clandestina con sus compañeros de trabajo en aquellos momentos de locura mundial. En pocas semanas la tensión internacional había crecido hasta tal punto que una inminente guerra sería una noria en espiral de la que ya no se podría parar. Daniel no recordaba como empezó todo, tan sólo que un terrible monstruo se había escapado al control. Recordó como en aquella reunión tomaron la decisión de apoderarse de la nave recién terminada y a punto para su primera prueba.
La vigilancia era mínima y ellos conocían las claves. Entre resplandores que rasgaban el aire como cuchilladas mortales de asesino, entre ruidos infernales y lamentos de desesperación en las calles, Daniel y sus compañeros junto con algunos familiares, amigos y algunos vigilantes que en el último momento se les unieron, lograron apoderarse de la nave un grupo total de veinticinco personas para un prodigio de la técnica con capacidad incluso mayor.
Fuera de la atmósfera terrestre, Daniel pudo contemplar la destrucción de su Planeta Azul, y al recordarlo, con la piedra entre las manos y los ojos fijos en el lago, no pudo evitar que dos atrevidas lágrimas emprendieran una carrera como queriendo ser las primeras en pisar ese desconocido suelo.

La piedra le quemaba con su fuego de incógnitas, miedos y esperanzas entre los desos y por su mente pasaron días y días de penoso deambular en lo desconocido, rumbo a destinos sólo conocidos en las frías ecuaciones de un papel, a la deriva en el espacio, supervivientes de una muerte, pero tal vez, inaguradores de otra. Revivió las tensiones, las desesperanzas, los buenos y malos momentos y el suspiro de júbilo al encontrar aquel planeta, apto para vivir, tan similar a su desaparecido hogar.
Y ahora, en ese preciso momento, acompañado sólo por su soledad, con la piedra que acababa de encontrar entre las manos; una piedra inteligentemente tallada y afilada, con manchas aún húmedas de sangre de algún animal que sirvió posiblemente de alimento a algún ser racional Daniel comprendió todo. Se sintió como si hubiese vuelto a nacer, a otra vida, a otro mundo. Pero mirando detenidamente la piedra comprendió que tenía dos caras: la cara del carrusel que siempre se repite, monótono de volver al mismo principio, al mismo final del círculo vicioso pero también tenía la cara de la esperanza, de la segunda oportunidad, y en sus manos tenía esa importante labor para intentarlo de nuevo.
Depositario de una gran responsabilidad, de un maravilloso destino, quizá inteligentemente previsto, en lo más hondo de su corazón, de su orgullo quizá, Daniel no pudo evitar sentirse un dios.

(Juan Carlos 1990)

lunes, 7 de junio de 2010

Utopia suite (de Asfalto)

Al hilo del bloque de poemas anteriores quería subir como epílogo y previo al próximo relato, este nuevo tema de Julio Castejón- Asfalto.
Los temas de Asfalto y su “alma-mater” Julio Castejón siempre se han caracterizado por un profundo sentido humanista y de compromiso social. En su último disco presentan esta UTOPÍA SUITE , pieza de rock progresivo en tres partes. Subo aquí la segunda y tercera parte así como la letra acompañado el vídeo con algunas fotillos sacadas de Internet. Que acompañan la historia. Aunque cuenta con largos momentos instrumentales, invito a deleitarse con este pedazo de tema.

UTOPÍA SUITE :

EL SIMIO ERGUIDO (Julio Castejón-Asfalto)

Es la explosión
Inicio de la creación
El simio erguido
Comienza la evolución
Humanos errantes cruzan la tierra
Colonizan valles, surcan ríos
Calor o frío
Principio de la posesión.
Construyen fronteras, inventan su dios
Los pueblos se parten
Los hombres combaten
Bajo la bandera
Antigua quimera
Maldita palabra: Nación
Se cerró el camino a la evolución
Vida inteligente que se extinguió
Sálvese quien pueda
Primero yo.

UN MUNDO NUEVO (Julio Castejón-Asfalto)

Millones de olvidados
Condenados
No son invitados
Al reparto de la dicha
Los más desesperados se pasean
Sin otra alternativa por el borde del abismo
Sueños frustrados en un mar de decepción
Hombres, mujeres, atrapados
Madres que lloran la ausencia de sus hijos
¿Cuál es la medida que podremos soportar
de tanto dolor?
Pero algún día todo cambiará
Un mundo nuevo nos acogerá
No habrá fronteras
Y solo una bandera
La Universal.
Cree en la utopía
Construyámosla
Porque cada día siento
que somos más.



video

sábado, 29 de mayo de 2010

POEMAS POR LA PAZ III

SI ME PREGUNTÁIS DE DÓNDE VENGO…

Si me preguntáis de donde vengo
Os diré
Que vengo del ayer
Del ayer de mil años
De historia no medida por el tiempo
Del ayer de un espacio,
Que permanece y espera mi regreso
Del ayer que soñamos
Y que siempre permanecerá eterno
Esperadme compañeros,
Esperadme hermanos
Que no sé hacia dónde voy
Que no se hacia donde vamos
Que no se quienes sóis
Pero sé que nos esperamos.
Juan Carlos Mayo 93


UN HOMBRE MIRÓ

Un hombre miró
Y vio que no estaba sólo, que era una tribu
Una tribu partió
Y vio que no estaba sóla, que era un pueblo
Un pueblo lloró
Y vio que no estaba sólo que era una nación
Una nación gritó
y vio que no estaba sóla que era un mundo
Un mundo amó
Y vio que no estaba sólo.

Juan carlos 93

HABRÁ UNA PLAZA

Habrá una plaza de colores vivos
De olores a especias, a sal
A canela, a lavanda, a azahar,
a comino;
de sonidos de guitarras
de voces en mil lenguas extrañas
de cruces de caminos.
Habrá una plaza bañada por la brisa de un mar
Que siempre fue eterno testigo
De amores y batallas
De amigos y enemigos
Y del paso eterno del tiempo
A lo largo de los siglos
Un mar bañado de esperanzas,
Y sufriendo castigos.
Habrá una plaza que nos llame
Una tarde de sol y estío
Habrá una plaza en que nos encontraremos
Para reconocernos
Y comprobar
que aún seguimos vivos.
Juan carlos 2008

miércoles, 19 de mayo de 2010

Poemas por la paz II

Y LA MALDAD REINÓ

Y la maldad reinó
Y se destruyó mi mundo
Y ya no rió más el niño
Ya no quedamos ninguno

Y la flor no volvió a crecer
Ya no oí gritar al búho
Ya no sirvieron las tumbas
Era una tumba mi mundo

(Juan Carlos 1988)

PAN DE MOLDE

Pan de molde sin corteza
Avisperos inmundos de falsa belleza
Pan con moho que se pudre
Moscas a enjambres en las cunetas.

Nichos de muerte aún no inventados
Esperan su tiempo y su sitio a ser llamados
Disparos anónimos que no cuentan
Ni preguntan sólo apuntan
La venganza que no cesa.

Siento rabia y pena
Y dolor de ira y tristeza
Hay muertos en las calles
Hay sangres en las cunetas

Reaparecen a intervalos siempre por doquier
las guerras
Se acaban allí,
y acá otra nueva empieza.

Yogures de sabores, con frutas, helados de fresa
Llago a casa cansado, del trabajo
Y tengo medio llena la nevera

Pan de molde sin corteza
Pan con moho
En otra puta miserable guerra.

Juan Carlos 2007

miércoles, 12 de mayo de 2010

Poemas por la paz I (Madre...) + audio

Inicio esta pequeña tanda de "Poemas por la paz y la justicia" que incluyo en los recitales con dos poemillas antiguos fusionados en uno que escribí allá por el año 89 con motivo de la película "La revolución de los lápices" sobre la represión militar de la dictadura argentina y que en su momento me impactó profundamente. Tema que es extrapolable a cualquier contexto similar. Incluyo audio del poema con acompañamiento de C.Galán.


Madre, si vienen a por mí
No les dejes entrar que tengo miedo,
Que con sus botas negras y sus trajes verdes
no me dejan ver el cielo.

Madre, si vienen a por mí No dejes que me lleven
Que allí hay tiros, llantos y fuego
Madre no les dejes entrar
Que tengo miedo

Si te preguntan por mí
Diles que no estoy, o mejor,
Diles que estoy durmiendo,
Diles que el maestro se enfadará
Si mañana no voy al colegio
Que tengo que aprender a sumar
Y me espera para jugar Pedro

Madre si viene a por mí
No les dejes entrar que tengo miedo:
No les dejes que me lleven
Que allí sólo hay muertos.

El no tenía más de veinte años
Empezaba a alzar el vuelo
Ideales de libertad y sus pocos años
No le hacían tener miedo.

Ella siempre cantaba
Canciones de lucha y sentimiento
Cuando él estaba distraído
Inocente ella le miraba de lejos

Cantaban por todos
Cantaban por ellos

Los halcones de nunca
Les robaros el sueño
Los halcones de siempre
Repitieron el cuento

Armados, uniformados,
Sin ecrúpulos ni miramientos
Pretendieron acabar con las palomas
Que ellos siempre llevaron dentro.
Y ellos cantaban por todos
Cantaban por ellos

Juan Carlos 89
video

domingo, 2 de mayo de 2010

"El que no muere" (3ª y última parte)


(tapia del Cementerio de Ocaña donde se realizaron los fusilamientos)

De niño no entendía porqué nunca íbamos a visitar la tumba de mis abuelos paternos el día de todos los Santos. Conocía la historia a grandes rasgos pero las tumbas de mis abuelos se diluían en una nebulosa de confusión para mí.
Hace algunos años se empezaron a rehabilitar las fosas comunes de los fusilados en la cárcel de Ocaña durante le Guerra. Hace poco fui por primera vez sin saber qué me iba a encontrar. Por fin supe por qué nunca íbamos de niños a ese cementerio. Durante décadas junto a las tumbas cristianas de los vecinos del pueblo, con sus lápidas, sus cruces, sus nombres, sus flores y frente a los muros del cementerio donde fueron fusilados los civiles republicanos se encontraba una extensión de arena bajo la cual se hallaban los restos de los fusilados. Supongo que aunque sea de forma inconsciente para mi padre y el resto de los familiares de las víctimas, además de haber sido expulsados de sus pueblos, encontrar que en el último lugar, en el cementerio todos tienen su sitio, su lugar mientras tus padres se encuentran abandonados, en un no lugar, un no espacio debía ser una nueva puntilla de humillación.
Cuando vi las tres fosas comunes ya construidas, de mármol con sus flores y una leyenda que decía “a vosotros que disteis la vida por la libertad” respiré emocionado. Por fin, mis abuelos, que se llamaban Francisco y Elena tenían un lugar, un sitio en ese campo santo junto con el resto de compañeros aunque no estuvieran señalados sus nombres. Del olvido más absoluto se habían hecho visibles al fin. Habían recuperado en parte su dignidad.
Alguna mente mezquina comenta que se abren brechas de nuevo. Mi padre las cerró hace tiempo. Incluso la casualidad hizo que el abuelo de un gran amigo estuviera destinado como guardia civil en aquella cárcel en el otro bando .Mi padre y el padre de mi amigo comparten partidas de mus de tanto en tanto. Yo me seguiré emborrachando con mi amigo.
Hay nombres que tal vez hagan valer el significado que poseen. Mi padre supo trasmitir más que con palabras con hechos aquellos valores y principios que son eternos: justicia, sencillez, libertad, superación, abnegación, esperanza… y tantos otros. Aquellos principios y valores que como su nombre indican, a pesar de las dificultades, nunca mueren.





(fosas comunes y monumentos conmemorativos a los fusilados en la cárcel de Ocaña promovidos por la Asociación de familiares)

domingo, 25 de abril de 2010

El que no muere (2ª parte) + tema de Barricada

Tras quitarles lo poco que llevaban son separados por una simple valla, los hombres a un lado y las mujeres y niños al otro. Atanasio y sus hermanos nunca más volverán a ver a su padre. Hacinados, los niños no saben que más de 30.000 personas están concentradas en ese secarral de tierras resecas bajo el sol. Sin condiciones higiénicas, con el agua racionada recordarán más tarde cómo los Italianos repartían la escasa comida, jugando en algunas ocasiones a burlarse de los niños cuando tras tirar al suelo algunos restos, les golpeaban mientras las criaturas se afanaban por recuperar algún trozo de chocolate con arena.
A los pocos días les conducen a un cine. Nuevamente hacinados, los pocos que han conseguido una butaca no la abandonan. En ella, duermen, orinan y defecan durante un día y una noche.
Desde allí empieza la devolución a sus lugares de origen. El camino que una noche hace casi dos años emprendieron con la esperanza de sobrevivir al horror se truncó en la costa. Como con el hilo de Ariadna, vuelven los pasos hacia atrás. A los hombres los conducen por separado. La madre y los niños son custodiados hasta su pequeño pueblo toledano. Allí los mismos que les empujaron a la huida les están esperando. Saben que llegan los “rojos” que escaparon.
A la entrada del pueblo les insultan y abuchean sin que sus guardianes hagan nada por evitarlo. Los niños presencian cómo su madre es golpeada repetidamente antes de llevársela detenida al Ayuntamiento. Con ella va la hermana pequeña, apenas poco más que un bebé. Los otros cinco hermanos, sucios, avergonzados y asustados quedan al cuidado de la abuela.
Aún pasaron algunos días en que la abuela y los cinco hermanos fueron a visitar a sus padres a la cárcel de Ocaña. Sólo pudieron escuchar los gritos de dolor de la madre ante las palizas hasta que los padres fueron fusilados con más de cincuenta presos. Les comunican que la hermana pequeña ha muerto. Ni un documento, ni un cuerpo…Tal vez no murió y esta mañana me la crucé en cualquier calle; tal vez murió de desatención y pena. Aún tuvieron que sufrir humillaciones en el pueblo como la de desfilar la hermana mayor, con trece años junto con más niñas represaliadas con la cabeza rapada y un camisón por el centro del pueblo.
La abuela Gregoria vendió malamente las escasas pertenencias y a cargo de mi padre y mis tíos marcharon a Toledo. Era el año 39 y como todo un país tuvieron que levantar cabeza desde lo más hondo. Mendigando, viviendo en un castillo abandonado ocupado por varias familias que como ellos sólo tenían el instinto de supervivencia para salir a flote. El resto es otra historia.
Como todo un país, los hijos de los vencidos, niños anónimos, dejaron la infancia en una cuneta y tuvieron que crecer apresuradamente engañando al reloj para seguir sobreviviendo. Su propia supervivencia y el ejemplo de sus vidas fue su victoria, la que sus padres no pudieron tener.

video
Vídeo con un extracto recitado del relato más el tema LAS 7 DE LA TARDE de BARRICADA dedicado al campo de concetreción Los Almendros, incluido en su nuevo trabajo conceptual LA TIERRA ESTÁ SORDA sobre las víctimas de la guerra

lunes, 19 de abril de 2010

"El que no muere (1ª parte) relato familiar de la Guerra

Recital en Bernuy (Toledo) en abril de 2009 con motivo del aniversario de la república.






Primera parte del relato "El que no muere" ; un relato sobre la historia de mi padre y su familia en la Guerra Civil. Historias que sin rencor, deben ser recordadas y rescatadas del olvido.

El que no muere.

No se si los nombres de las personas dicen algo de su alma como algunos sostienen. No se si las Teresas son unas santas, los Santiagos cortan cabezas allá por donde pasan o los Pedros son auténticas rocas.
Se que hay nombres clásicos, de toda la vida como Julián, Paula, María o Andrés. Nombres nuevos que intentan reflejar bellos anhelos como Libertad, Luna, Alba… o nombres que recuperan el espíritu de antiguas culturas como Yaiza, Azahara, Irune o Zoe (que por cierto significa vida)
También hay nombres que sentimos antiguos, casi en desuso, fruto de la historia de los diferentes pueblos que configuraron este país y que al oído pueden sonar al menos poco apropiados a los tiempos modernos actuales pero cuyos significados en ocasiones encierran un gran poder.

Este es el relato de alguien con uno de esos nombres, o al menos parte de su historia. El se llama “El que no muere, el inmortal” o en griego Atanasio, y es mi padre.

Las historias de nuestros mayores comprenden en sí mismas la historia de un país, no la que viene en los libros, sino la intrahistoria de la que habló Unamuno, la sentida, la de verdad, la real, la que va sembrando una huella por la que transitamos aunque no lo sepamos, incluso aunque en ocasiones nos neguemos a reconocerlo, las siguientes generaciones.

Este es el breve relato, sólo una parte pequeña de una historia más amplia que aún no ha concluido.

A sus poco más de ocho años, Atanasio, el que no muere no llegaba a comprender del todo por qué una noche de invierno tuvieron que abandonar su pueblo. Señalados, como apestados, huyeron hacía más de un año de las amenazas, los insultos, las burlas de los que hasta hacía poco eran sus vecinos y sus compañeros de juegos.

Sabía que había estallado una guerra hacía tres años y que el miedo y la inquietud se habían apoderado de sus padres. Francisco, su padre, afiliado a un sindicato, sentía, como tantos otros, que era objeto de las iras y amenazas de aquellos del pueblo a los que el golpe militar les había pillado de cara. Como siempre, las enviadas aprovechaban vientos favorables para subir como enredaderas por corazones mezquinos y amenazaban con destruir lazos de sangre y convivencia de años.

Desde aquella noche en que sin saber adonde se dirigían, habían salido apresuradamente los séis hermanos, cuatro chicas y dos chicos y sus padres en un todoterreno de algún familiar rumbo a Ocaña, no habían parado de huir. Siempre buscando terreno seguro, Atanasio, el que no muere, no sabía que se movían entre las escasas fronteras donde el gobierno legítimo del país aún estaba presente. No sabía que su huida era una carrera en el filo de la libertad mientras unas sombras, oscuras, fantasmales a las que esos niños de entre tres y trece años no podían poner nombre acechaban sus pasos como perros de presa.

Habían viajado en un camión del ejército hasta un pueblo manchego frontera ya con la región valenciana donde se habían mantenido como pudieron durante varios meses. Pero el rumor de la sombra se escuchaba cada vez más cerca y huyeron de nuevo hasta Orihuela, municipio situado a más de cincuenta kilómetros de Alicante.


Pero una mañana su madre les despierta temprano, casi al alba. Los séis hermanos y los dos adultos salen con lo puesto. Ropas viejas, zapatos gastados, alguno incluso camina descalzo. Se oye lejano el rumor de disparos y se siente cercano el sabor de la muerte.

Los niños oyen a sus padres algo de un barco, incluso Atanasio, el que no muere, le pregunta a su hermana mayor si sabe a donde se dirigen. Pero todos están demasiado asustados para hablar.

Caminan durante dos días, más de cincuenta quilómetros, sin llevarse a la boca más que algunos restos de pan y fruta que han podido recoger en las prisas y aquello que las huertas de las laderas les pueden ir ofreciendo.

Llegan a Alicante. La ciudad es un hervidero de sombras asustadas que como animales de un bosque en llamas se han precipitado huyendo del fuego a la rivera del río. Sólo queda saltar o morir quemados. Se dirigen al puerto. A los niños les sorprende el mar, jamás habían visto tanta agua junta. En el puerto familias famélicas, milicianos jóvenes avejentados por la guerra, hombres exhaustos se arremolinan para embarcar en el próximo barco rumbo a Rusia.

Rusia es un nombre lejano, casi abstracto. Pero en esos cruciales momentos representa la única esperanza a la que cientos de personas se agarran como a un salvavidas.

Tienen que esperar en la fila. Durante más de dos días, no se pueden mover; abandonar el sitio supone abandonar la última esperanza de escapar del infierno.

Los días ya son algo más largos, está acabando el invierno y pronto empezará la primavera. Al fin logran subir al barco, hombres y mujeres asustados que miran hacia el este, hacia donde sale el sol, con ojos perdidos, esperando poder escapar, pero con el alma rota de dejar atrás casas, familia, paisajes, su historia. Nadie sabe si regresarán algún día.

De pronto se escuchan sirenas y disparos por las calles que bajan al puerto y camiones de soldados con la bandera nacional del águila, las banderas fascistas italianas los himnos militares por las sirenas llegan tomando el control. No hay resistencia; los falangistas y los italianos toman posiciones y entre los borrosos recuerdos que a Atanasio le quedarán, siempre permanecerán nítidas y cristalinas las imágenes de decenas de milicianos jóvenes, apenas unos adolescentes, que ante la desesperación saltan del barco al agua intentando una suicida huida. Los gritos de pánico y los llantos inundan la cubierta. Los cinco hermanos lloran asustados; no logran comprender del todo qué está ocurriendo. Sus padres les abrazan en un gesto protector, atávico, de siglos de supervivencia humana y animal cuando los soldados suben al barco.

Más tarde se sabrá que las unidades navales del ejército sublevado apoyado por efectivos de Mussolini y Hitler habían cerrado la bahía de Alicante no permitiendo la salida ni entrada de ningún buque. El día 30 de marzo, los mercenarios italianos de la división Littorio, al mando del general Gambara ocuparon la ciudad y cercaron los accesos al puerto. Los últimos republicanos libres quedaron atrapados.

Hundidos, son conducidos al Campo de Concentración conocido como Los Almendros. Como escribió Max Aub “deshechos, maltrechos, furiosos, aplanados, sin afeitar, sin lavar, cochinos, sucios, cansados, mordiéndose, hechos un asco, destrozados, son sin embargo, no lo olvides hijo, no lo olvides nunca pase lo que pase, son lo mejor de España”.

sábado, 3 de abril de 2010

Sepàración (relato)

Era algo más de la media noche y ella aún no había regresado. Hacía tiempo que la cena había quedado fría en los platos y a él se le habían quitado las ganas de probar nada. Un molesto nudo en el estómago le atenazaba provocándole una inquietante zozobra, como la humedad que se respira previa a la tormenta.
No era normal que se retrasara tanto en un día laborable aunque sabía que en ocasiones tenía la costumbre de quedarse a tomar alguna copa con los compañeros de trabajo. Y aunque la noche era calurosa, con ese clima agradable y frescor nocturno que en ocasiones ofrecen las noches de junio en Madrid, él tenía la intuición que el día que tanto había temido que llegara, al fin había hecho su aparición.
Fumaba, sentado en su balcón, atentos sus ojos a las sombras que iban y venían frente a su calle, aunque su mente estaba muy lejos de allí. Hacía tiempo que había notado que ella no era feliz. Y aunque ella hacía notables esfuerzos por disimularlo, eran tantos los momentos compartidos, las intimidades vividas, que un leve gesto, por imperceptible que pareciera, se convertía, a los ojos del otro en un signo delatador; así que él se había ido percatando perfectamente que el brillo de sus ojos se iba apagando día a día.
Es cierto que había intentado retenerla cómo sólo los hombres prueban a hacerlo cuando sienten que la soledad puede ser su próxima compañera: se había mostrado atento hasta el mínimo detalle, había tolerado lo que nunca pensó que toleraría, la había expresado su amor de mil formas distintas como nunca se atrevió a hacerlo; la había regalado momentos con detalles maravillosos, desempolvando de su viejo baúl del alma repertorios de poesía y magia ya olvidados y aunque intentaba engañarse a sí mismo pensando que ella seguiría a su lado, en el fondo de su corazón intuía que ella había tomado ya una decisión aunque se resistiera a reconocerlo.
Llevaba ya algunas semanas que pensaba que cada día sería el último. Lo que había sido en un tiempo una misma vida, un mismo camino labrado juntos, superando todas las dificultades que el destino se encaprichaba en entretejerles se había convertido ahora en dos vidas paralelas que seguían rumbos distintos; una al lado de la otra, pero ya sin cruzarse. Ya no había planes juntos; quizá, no tenía ya sentido.Y sabía que aunque le dolía en el alma, debía aceptarlo.
Sintió la llave abrir el portal y el corazón le dio un vuelco. Enfrentarse de nuevo a la soledad, no disfrutar de su presencia en la casa; desaprender olores, borrar huellas…aprender a convivir con las sombras una vez más. Abrir un nuevo periodo en su vida, el pensarlo le helaba con un latigazo de esacalorfrío en la espalda. Y rompió a llorar. Mientras ella subía las escaleras del portal tuvo aún un último impulso de intentar aferrarla cuando entrara, parar el tiempo, detener el reloj y convencerla que junto a él volvería a ser feliz. Pero ese impulso se desvaneció, como se desvanece el agua al aferrarla entre las manos, porque la vida, sabía, no la podemos aferrar a nuestro antojo; como dijo el sabio, la vida no nos pertenece sino nosotros le pertenecemos a ella.
Sabía que ella sería feliz, no le cabía la menor duda, era fuerte, lo había demostrado en mil ocasiones. Tendría caídas, momentos, sí, como todos, pero sería feliz y tenía que aceptar que lo fuese lejos de él aunque el precio que pagara por ello fuera su propia soledad.
La puerta de la casa se abrió, ella entró como siempre, verdaderamente hermosa y tras los comentarios y explicaciones de rigor y un beso cotidiano fue directamente clara:
- Llevo unas semanas pensando. He tomado una decisión. sabes que debo irme, que no puedo seguir viviendo más tiempo aquí, contigo. Me ahogo; necesito encontrar mi lugar. Sabes que tarde o temprano tendría que suceder.
- Lo sé- masculló él entre dientes- lo sé y puedes irte cuando quieras. Sabes cuánto te extrañaré, aquí, en entre estos rincones cada noche que no estés a la cena, cada mañana que no te levantes con el día. Pero sé que tiene que ser así.
Y la besó. Y así fue como él, con tantas experiencias vividas, con su intensa vida activa vio como ella, su tesoro, su princesa, su hija, su preciosa hija que tuvo que sacar sólo adelante, empezaba a volar. Y así fue como él, cuya vida sólo tuvo el sentido de cuidar y amar a esa niña nacida al tiempo que su madre moría y él quedaba sólo, con todos los planes truncados y al cuidado de aquella maravillosa criatura. Así fue como ahora, a sus casi sesenta años se aferraba quizá a la etapa más difícil de su vida: su propia vejez que sabía se iría acercando a pasos agigantados y cualquier mañana, sin que lo sospechara, ya se habría instalado definitivamente en su cama.

(Juan carlos 1999)

martes, 23 de marzo de 2010

Audio-poema"Un mar azul" más el tema "Ciudad Hostil" de C.Galán

Poema "Un mar azul..." del año 1999 o así, que recoge las contradiciones que en ocasiones conviven en el interior y que me gusta unir en los recitales al magnífico tema de Carlos Galán "Ciudad Hostil". El vídeo, como no, es del recital del pasado diciembre.

UN MAR AZUL…

Un mar azul, inmenso de vida
Un rayo de sol, de esperanza,
Unos cimientos fuertes en que apoyarse
Unas manos que recogen la energía
que dan, un deseo
Unas cadenas que me esclavizan
Un por qué, un no lo entiendo
Una maldición, un improperio, un no quiero

Una esperanza, una luz, una lucha
Un cruce de caminos
Una zona oscura

Una desesperación, una alegría
Un torbellino
Un blanco, un negro
Un no sé que me pasa
Un no lo entiendo.

Un fantasma que se ríe
Una mentira que de verdad se disfraza
Una sonrisa que malvive
Una verdad que es mentira cuando se alcanza

Un vacío, una nada
Un vapor en el aire
Una risa, una carcajada
Un charco en el agua

Un llanto rompedor, una lágrima
Un pasado, un tiempo
Que se me escapa

Una confianza en Dios
Un ¡Dios! no sé que me pasa
Juan Carlos 1999

video

sábado, 13 de marzo de 2010

"Podre tornar enrera" = podré volver atrás. (canción y letra)

En la entrada anterior, a raíz del poema "Hay sombras...", terminaba con el enlace vía spotify con el tema de Sopa de Cabrá, "Podré tornar enrera= podré volver atrás", y señalaba que en la próxima entrada subiría el vídeo con la letra y la traducción. No sé que me pasa con los vídeos del yotube que no me permite subirlos la mayoría el diseño blogspot del blog; debe ser cosa del formato y mis nulos conocimientos informáticos. Así que vulevo a subir vídeo elaborado por mí con el Windows Movie Maker donde solo aparece el audio. En la entrada anterior puse el enlace de la versión de Beth en el disco homenaje a Sopa de Cabra. En este vídeo pongo la versión en acústico con los coros del grupo Gossos, versión que me encanta. Y añado el enlace del vídeo que quería subir con la versión en directo en el último concierto de Sopa, en su despedida.Recomiendo echar un vistazo a estas imágenes de Gerard Quintana, Joseph Thio y compañía en su último directo. Sopa de Cabra, el máximo exponente del otrora denominado rock català y que en mi opinión uno de los mejores grupos de rock contemporáneos y con letras que son auténticos himnos y poemas (que en definitiva, sobre esto último es sobre lo que gira este blog)

Como dije en la anterior entrada, la musicalidad y la letra de este poema acompañaba en parte al sentido del anterior poema, y me venía al corazón cuando lo estaba escribiendo.

Vuelvo de tomar unas copas en un garito con una amiga y de nuevo observé por momentos a mi alrededor, y de nuevo yo también soy parte del paisaje de cualquiera de la gente del bar que como yo, se hubiera parado a mirar también a su alrededor. Era un garito de barrio, más personalizado, más tranqui...Y mi edad ya es otra edad. Pero en ocasiones me llegan, a suaves oleadas, las estrofas duras, realistas y a la vez esperanzadas de este magnífico tema; estampas, flashes, del intento a veces infructuoso de construir vínculos, de buscar el camino propio de oledas de gente joven una noche cualquira en estos tiempos complicados.: "Ríos de gente maleridas corren solas escupiendo su fracaso (...) mientras lloran de rabia y por amor(...) pero no se rinden, sueñan ilusiones...(...) podré volver atrás cuando esté demasiado lejos, podré volver atrñas cuando sea demasiado tarde"
Que lo disfrutéis si os gusta y os llega como a mi me llega.


http://www.youtube.com/watch?v=zhSp4SV8FG0


video

PODRÉ TORNAR ENRERA (sopa de cabra)Rius de gent malferida corren sols escopint el seu fracàs ja vençuts, esperaran com sempre han fet, l'aventura d'una nit, mentre ploren de ràbia i per amor a un nom inexistent mentre riuen dins núvols passatgers cada dia més distants.Corren sols, seguint pistes per trobar el refugi de l'acció,un amic que no estigui massa vist, o una ofrena de la carn que a vegades, quan s'apaga el primer foc, pot fer encara més mal, i així acaben, quan ja tot ha passat, cremats per la veritat i cridant: Podré tornar enrera quan estigui massa lluny.Podré tornar enrera quan sigui massa tard. (2)Són germans d'un camí que no ha tingut mai sortida ni final,saben béque el futur és la foscor i que el negre és el color d'una bandera, bruta i plena de sang, que els hi han possat a les mans però no es rendeixen, somien il.lusions fent imnes de cançons i criden.Podré tornar enrera quan estigui massa lluny.Podré tornar enrera quan sigui massa tard. (4)


PODRE VOLVER ATRÁS (traducción + o -)

Ríos de gente malherida corren solos escupiendo su fracaso
Ya vencidos esperan como siempre han hecho, la aventura de una noche.
Mientras lloran de rabia y por amor a un nombre inexistente
mientras ríen dentro de nubes pasajeras cada día más distantes.
Corren solos siguiendo pistas por encontrar el refugio de la acción,
un amigo que no esté demasado visto, o una ofrenda de la carne
que a veces cuando se apaga el primer fuego, puede aún hacer más daño
y así acaban cuando ya todo ha pasado quemados por la verdad y gritando.
Podré volver atrás cuando esté demasiado lejos
Podré volver atrás cuando sea demasiado tarde
Son hermanos de un camino que no ha tenido nunca salida ni final
saben bien que el futuro es la oscuridad y que el negro es el color
de una bandera sucia y llena de sangre que se han echado a las manos
pero no se rinden, sueñan ilusiones hacen himnos de canciones y gritan
Podré volver atrás cuando esté demasiado lejos
Podré volver atrás cuando sea demasiado tarde