sábado, 21 de agosto de 2010

desde Central Park






(Para Eva)

Atrás dejé el Dakota; Lennon sigue presente; se respira utopía mezclada con tragedia en el ambiente.
Me adentré en Central Park y a los pocos metros se abren como pequeños estanques donde se dan cita mil especies distintas, amplias esplanadas.
Tumbado, bajo el potente sol, compartiendo espacio con gente diseminada: en pequeños grupos, en parejas o solos, en bañador sobre las toallas o jugando a volar el disco, a lanzarse la pelota, ajenos a lo que se cuece alrededor.Distintas razas, mezcla, mestizaje.
Isla de paz, remanso de quietud, me invade la calma.
Predomina el silencio, acompaado por pequeños murmullos en distintas lenguas que como olas vienen y van. Lejos queda el bullicio de los parques de Madrid.A ratos,vendedores de color arrastran su carrito, su esperanza y su sudor al grito de "watter one dolar".
Calma. Me encantan los parques de New York y esa costumbre de pararse a leer, a observar, a detener y escapar, aunque sea por un momento, del ritmo frenético de la ciudad.
Playa urbana de manto verde.
Levanto la vista. Como guardianes, majestuosos, imponentes se elevan, rodeando Central Park los inmensos edificios, rascacielos plateados. En la cara sur sobresale el edificio Rockefeller.
Como maquetas, como decorado de cartón,están ahí para recordarnos donde estamos.
Porque allá arriba, entre mails y oficinas, se ejecutan transacciones, se deciden operaciones, se mercadea con intereses, se especula con ambiciones, se planifican guerras, se preveen beneficios, se inventan crisis, se gobierna el mundo...
Aquí abajo, simplemente, se vive y eso ya es mucho.
Imagine no cuntry.

Juan Carlos 2010

jueves, 12 de agosto de 2010

Hay lugares...

Hay lugares…

Hay lugares que son como patrias pequeñas
Cálidos hogares
Segundas viviendas.
Hay lugares que son como viejos compadres
Eternos amigos
Que se prestan cada verano
Gustosos al reencuentro
Hay lugares que a fuerza de vivirlos
ya los hacemos nuestros.

Abrazo de Mediterráneo, Menorca me esperaba
Aguas turquesas
Plácida calma,
brisa de infancia
Aunque de niño jamás pisé sus tierras.
Brindar con amigos, parlar català
Y ser uno con todos, todos con uno
Y no bajar la mirada.
Nadie más que nadie
Desnudar cuerpo y alma
Playas de Santo Tomás
Respirar libertad
Una noche canté repertorio de Triana.

Hay lugares que se introducen en vena
Que detienen el tiempo
Hay lugares que expanden el alma
que siguen contenidendo magia
Que como un buen vino
Hacen más llevadero el camino
Hay lugares que tren la calma

Aires moriscos de Cádiz
Ruta de los pueblos blancos, sierra de Grazalema
Y un porche con un grifo de cerveza
Y un rincón con piscina y buena sombra
Y corazones que se encuentran
Y reír como niños en la noche fresca de la Sierra.
Cuado hay buena gente lo demás sobra.
Embrujo andaluz, duende del Sur
Fusionarse en el Palmar y los Caños de Meca
Y en el aire se oye la voz de Jesús de la Rosa
Mi Triana,
que “sé de un lugar”
En “el lago”, “sentimiento de amor”
Que derriban “tu frialdad”.
Y “desnuda la mañana”

Hay lugares que ya son nuestros
Y vuelven para recordarme
Aquí en mi Madrid
Que con qué poco, compañero
Se puede ser feliz.

Juan Carlos 2010


Poema dedicado a estos preciosos días de vacaciones en Menorca en casa de Jordi y Alicia y en el albergue de AL-Qutum en los Algodonales (Cádiz). Curiosamente en ambos sitios Triana le puso banda sonora.Subo vídeo con algunas instantáneas de ambos entornos con el tema Sentimiento de Amor de Jesús de la Rosa (Triana)

video

domingo, 1 de agosto de 2010

TIEMPOS DE ESTÍO




EL VIAJE

Porque nunca eliges cuando empieza el viaje
Porque cuando por primera vez tomas conciencia
Que la vida ha golpeado para bien o para mal
Sabes que el viaje ha comenzado,
No eres tú quien eliges cuando empieza el viaje
Es el viaje el que elige cuando empiezas a ser tú.
(J.Carlos 2008)


TIEMPO DE ESTÍO

Se perfila mi sombra
a la vera del camino
Escapar de esta ciudad
se detiene el tiempo
nuevamente es tiempo
de estío.

Dejarse abrazar
como por su madre el niño
una vez más
por el Mediterráneo,
mis islas
mi mar.

Se perfila mi sombra
recorre los caminos
se detuvo el tiempo
es tiempo de estío.

Ser amante fugaz
de la noche plácida y serena
abrazo de luna
embrujo del sur
abrigo de estrellas
duende andaluz.

Y volver a la ciudad
y repostar
y volver a marchar.

Se perfila mi sombra
un alto en el camino
y salir a los campos
de nuevos destinos
otras ciudades, otras gentes
y seguir jugando a piratas
aunque doble los veinte.

No existe el tiempo
es tiempo de estío
coger aire
y respirar
el universo en una tarde de verano
junto al mar
de mis anhelos
y recorre mi sombra
la vera del camino
(J.Carlos 2010)