miércoles, 25 de noviembre de 2009

YA NO MÁS (relato, en el día contra la violencia de género)



Hoy se celebra el día Internacional contra la viloencia de género. hece un par de años quise escribir un poema sobre el tema, en concreto sobre uno de los aspectos más preocupantes de éste: su reprodución en las generaciones más jóvenes. El poema, que ya lo subí en otro momento en este blog, cobró vida y aunque lo respeté como salió, lo inserté en un relato más amplio: YA NO MÁS.


YA NO MÁS

Tiene celos. Como si tuviera mil pequeños monstruos en el estómago, que le devoran. Puñales que le desgarran por dentro. Está apoyado en su moto, con el casco en la mano. Fuma compulsivamente. Ella ha quedado con unos amigos del trabajo. Se van cenar cuando salgan de la tienda. Piensa que ya no le quiere. La odia en este momento. Nunca lo ha hecho pero en este momento la golpearía. Ella es su niña. No soporta que otros la miren ni que la deseen. Es su princesa. Es sólo para él. Es una puta, piensa, que la gusta calentar a los tíos. Cuando la vea se va a enterar. El tiene derecho de propiedad sobre los demás. Duda si es demasiado blando con ella como le sugirió en cierta ocasión su colega. Los colegas, esos sí que no te fallan. Enciende otro cigarro. Escupe al suelo. Está jodido. ¿Y si se lo intenta montar con su compañero de la tienda, el gilipollas ese de gafas? La mato. Y a él le parto la cara. Creo que va tras ella. No me conoce.
No para de moverse, inquieto como un león enjaulado. Y ahora la ha dado por escribir poesía. Será cursi. Y por salir demasiado con sus compañeros de la tienda. No me importa que salga, pero de vez en cuando. Me tiene que prestar más dedicación a mí.
Se conocen desde el Instituto cuando tenían quince años. Llevan más de dos años juntos. Es todo su mundo.
Ella no quería verle después de la discusión de ayer. Reconozco que me pasé un poco, tal vez no debí haberla zarandeado de esa forma pero es que me puso de los nervios. Lo provocó ella. Hoy lo normal es que hubiéramos quedado los dos y no dejarme aquí plantado.
Le ha dicho en un mensaje de móvil que una amiga le lleva una carta. Espera.
Su amiga llega, le entrega un sobre y se va. Lo abre con desprecio. Y lee:


“No, no más, ya no más gritos ni broncas sin motivo
Ya no más llantos, ni voces,
Ni insultos ni humillaciones
ni peleas ni enfados
ni corazones rotos
Por razones que sólo tú conoces
Que sólo tú te inventas
Que sólo tú imaginas en tu mente aún de niño.
No, no más, ya no más arrepentimientos a deshora
No más cambios de ánimo
Sin razón aparente
Sólo por tu inseguridad infantil
No discuto que me quieras ni que me hayas querido
Pero es un amor que me mata, que me hunde, que me constriñe
Que no me deja vivir.
No más celos, ni espionajes a escondidas de mis mensajes de móvil
No más juegos ni más interrogatorios ni más controles”
No más cadenas a mi cuello con tu nombre
Que me marcan como un animal con dueño para que todos sepan a quien pertenezco.
Hoy es un día especial para mi y digo que ya no más
Y no te deseo de veras ningún mal
Pero no más, ya no más, obedecer sin chistar por el simple miedo al abandono
Necesito dejar de ser tu sombra, tu jarroncito de cristal, tu plantita a la que riegas con mimo
Tu juguete, tu capricho, tu manjar.
No más sexo sin preservativo, no más “tranquila cariño que yo controlo”
Porque nos jugamos que yo no haya más marcha atrás
Ya no más mi semblante de niña boba aferrada a su macho sin protestar
Ya no más tontunas, ya no más mi mente de princesita azul que sólo es responsabilidad mía
Hoy sabes que es para mí un importante día
Y a todo esto ya le quiero poner fin
Ya no quiero que nos hagamos más daño
Hoy cumplo dicinueve años
Y hoy quiero por mi misma empezar a vivir.

No da crédito. De qué coño está hablando. Supone que le está dejando. Siente una rabia loca. Mira el reloj. Las ocho y media. Aún queda media hora para que cierren en la tienda. Le da tiempo. Decide ir a buscarla. La quiere coger del brazo y que le mire a la cara y le responda quién le ha metido tantas tonterías en la cabeza.
Se siente amenazado. Su seguridad se tambalea. Ella es su único mundo. Coge la moto con ímpetu. Cruza tres calles dejando atrás a coches, peatones y a su propia lucidez que le sugiere que retroceda. Se detiene frente al Centro Comercial donde ella trabaja y desciende de la moto. Aún no lo sabe, pero bajo sus pies comienza a abrirse un abismo que conduce al infierno y está a punto de descender los primeros escalones.
Siente la sangre bombeándole las sienes, el corazón le late como si quisiera salírsele del pecho. Tiene los ojos muy abiertos, los labios apretados fuertemente, la respiración jadeante. Tiene la carta en la mano y cierra de forma inconsciente los puños y las uñas se le clavan en las palmas produciéndole dolor. Su mirada trasmite odio. Ahora es un cazador que busca a su presa.
Entonces cuando va a cruzar la calle, siente una tormenta en su pecho. Es una sensación casi olvidada, escondida entre las sombras de su infancia. Lucha contra ella, intenta dominarse, controlarla pero es más fuerte que él, se abandona y sin que lo pueda evitar rompe en un llanto desbordante. Esconde su rostro entre las manos y como un río que todo lo inunda, llora y llora, y como la lluvia que todo lo limpia llora y llora. Y como cuando era niño y no conseguía el juguete del escaparate, llora y llora.
Ahora es un llanto suave, constante cuando coge la moto y sin subirse en ella la gira y comienza a desandar sus pasos.
El no lo sabe pero a sus pies se está cerrando un abismo que conducía directamente al infierno. Mientras regresa a casa, como la suave lluvia que tras la tormenta riega el suelo, limpia el aire y envuelve el ambiente de frescor, él simplemente llora y llora.
Juan Carlos

viernes, 13 de noviembre de 2009

SILENCIO. NOVIEMBRE. RECOGIMIENTO EN EL HOGAR

SILENCIO

Silencio que me llamas
Silencio al que vuelvo, al que regreso
Silencio en el que se acoge mi alma
Siempre vuelvo a ti, silencio.

Silencio en la madrugada
Silencio oscuro, silencio de plata
Me acoges en tu seno, silencio
Silencio en la noche callada.

Si por lejanos mares se batió mi barca
Si salió ora victoriosa ora malherida
De mil cruentas batallas
Vuelvo a ti, silencio que me llamas
Silencio de calma, silencio de hora plácida.

Juan Carlos 2008



Otoño, preludio del invierno. El frío y el viento que invitan al regreso al hogar. El hogar en el silencio del alma o el hogar en la chimenea del paríso perdido de la infancia. Preciosa canción evocadora, "Novembro" de mi buena amiga y compañera poeta Marta Noviembre con su grupo Tres de Noviembre. Lástima no disponer de su original versión en galego. Como un hogar es también el Entrelíneas librebar que Marta regenta en la calle Gonzalo de Córdoba 3.


video

jueves, 5 de noviembre de 2009

Día a día (poema)

Día a día, minuto a minuto
Se suceden las imágenes, los hechos
Las anécdotas y las casualidades,
Las rutinas, los anhelos
Todas aquellas circunstancias
que nos acontecen
Que aparecen,
que se van,
Que nos envuelven
en misterio.

Una carta en el buzón,
un extraño que me pide la hora
Un retraso en el autobús,
un café a deshora
Son señales que aparecen,
que se nos presentan
Que nos dan
que nos quitan
que llenan los cruces de la vida

Agarrar y soltar,
imposible controlar
¿Quién sabe lo que nos espera
detrás de la siguiente esquina?

Juan carlos 2007


En la entrada anterior, que se lee a continuación, he subido una preciosa canción ("Avui és demà": hoy es mañana) de Josep Thió, ex compositor y exmiembro de Sopa de Cabra, al hilo del poema y cuyos discos en solitario recomiendo. Temas que emocionan y envuelven ,y además apropiados al momento del años, de este otoño en que estamos. Incluyo la letra y la traducción

canción "Avui és demà" (hoy es mañana) de Josep Thió

video

JOSEP THIÓ - AVUI ÉS DEMÀ Lletra: JOFRE BARDAGÍ Música: JOSEP THIÓ

Als carrers no ha sortit el sol. Una cosa et fa sentir viu. Maleït despertador. Obres els ulls mires al teu voltant esperant que algú hagi canviat però tot segueix igual que avui i demà. Mentre et despertes i et vas vestint a poc a poc oblides que no ets feliç, la rutina et mata, vols complir els teus somnis, VAS ESPERANT QUE DEMÀ SERÀ UN ALTRE QUE TOT ALLÒ QUE VOLS ARRIBARÀ POTSER HI HA ALGÚ A PROP TEU ESPERANT-TE, VOLS PARAR LA RODA I SORTIR D´AQUÍ, PERÒ VAN PASSANT ELS DIES I AVUI, AVUI ÉS DEMÀ.

El cotxe, el soroll i el fum, la gent que et mira amb cara de cul,no vols viure enmig d´això.Tu sempre deies que eres diferent, et trobes com tots jugant al mateix joc; on tothom oblida i ja ningú somia. Res està perdut si encara n´ets conscient, has de tenir somnis per seguir vivint. Als carrers ha sortit el sol, hi ha una cosa que et fa sentir viu: per poder riure també cal aprendre a plorar.VAS ESPERANT QUE DEMÀ SERÀ UN ALTREQUE TOT ALLÒ QUE VOLS ARRIBARÀPOTSER HI HA ALGÚ A PROP TEU ESPERANT-TEVOLS PARAR LA RODA I SORTIR D´AQUÍSOMIES DESPERT QUE DEMÀ SERÀ UN ALTREQUE TOT ALLÒ QUE VOLS ARRIBARÀPOTSER HI HA ALGÚ A PROP TEU QUE JA MARXARES ESTÀ PERDUT SI ENCARA N´ETS CONSCIENTPERQUÈ AVUI ÉS DEMÀ I ENCARA QUEDEN DIES. AVUI ÉS DEMÀ...

(traducción): Hoy es mañana

En las calles no ha salido el sol
Una cosa te hace sentirte vivo
Maldito despertador
Abres los ojos, miras a tu alrededor
Esperando que alguien haya cambiado
Pero todo sigue igual que ayer y que mañana
Mientras te despiertas y te vas vistiendo
Poco a poco olvidas que no eres feliz
La rutina te mata, quieres cumplir tus sueños

Vas esperando que mañana será otro día
Que todo lo que deseas llegará
Tal vez hay alguien cerca de ti esperándote
Quieres parar la rueda y salir de aquí
Pero van pasando los días y hoy, hoy es mañana

El coche, el ruido, el humo
La gente que te mira con cara de culo
No quieres vivir en medio de todo eso
Tú siempre decías que eras diferente
Te encuentras como todos jugando al mismo juego
Donde todos olvidan y ya nadie sueña
Nada está perdido si aún eres consciente de ello
Tienes que tener sueños para seguir viviendo
En las calles ha salido el sol
Hay una cosa que te hace sentir vivo
Para poder reír también es necesario aprender a llorar

Vas esperando que mañana será otro día
Que todo lo que deseas llegará
Tal vez hay alguien cerca de ti esperándote
Quieres parar la rueda y salir de aquí
Sueñas despierta que mañana será otro día
Que todo aquello que deseas llegará
Tal vez hay alguien cerca de ti que ya marcha
Nada está perdido si aún eres consciente
Porque hoy es mañana y aún quedas días.