jueves, 10 de septiembre de 2009

Poema: "¿Contra quién lucharemos?"

video

En tiempos confusos, tras ver por televisión imágenes de manifestaciones por los derechos civiles en los años 60 y 70, escribí este poema o más bien dos poemas en uno. Mirada hacia atrás nostálgica añorando la claridad de aquellas empresas colectivas y de fondo recordaba este maravilloso tema de los clásicos Triana: HIJOS DEL AGOBIO Y DEL DOLOR cuyo título inserté en un verso.


¿CONTRA QUIÉN LUCHAREMOS?

Observo con sana envidia
Desde una nostalgia acicalada de sofá
Mayos del 68, manifestaciones
Festivales, revoluciones
Luchas sin tregua por la libertad
Imágenes en blanco y negro
Alzando la voz
Lenguas que durante mucho tiempo
Les obligaron a permanecer mudas
Recobrando mano a mano
Hombro a hombro su dignidad.
Y percibo los recientes ecos
De gentes sencillas, humildes
Anegados por el barro
levantar unos barrios,
Oponerse a dictaduras.

Y ahora? decidme compañeros
¿Contra quien lucharemos
A quien nos enfrentaremos
Los que nacimos a partir de los setenta?
¿En qué empresas colectivas
Los que no padecimos la miseria
Los “hijos del agobio y del dolor”
Los hermanados con la locura?
¿En qué proyectos aunaremos corazones
Los saturados de información
Los arrojados a nuestra propia voz
Los enfermos de la duda?
¿Contra qué principios inmortales
Contra qué generales
Debo, pues, disparar mi pluma?
¿Contra quién alzaremos los puños
Aquellos que no divisamos un futuro
A los que nos robaron las utopías
De un mundo más solidario
Más humano, más justo?

Juan carlos abril 2009

sábado, 5 de septiembre de 2009

Poema irónico de septiembre

Joder, como niño rabioso
Blasfemo bien alto
Grito, pataleo, me encabrono
Y hasta querría llorar.
Me encolerizo
Pego saltos
Me enfurruño, haga pucheros
Y me niego a aceptar esta realidad.
Cruzo los brazos, aprieto los puños
Taconeo, frunzo el ceño
Agacho la cabeza
Pongo cara seria
Y me dirijo al rincón sin hablar
Joder, que no, que no quiero
Hoy soy un niño mimado
Y me quitan mi caramelo
Y me niego a moverme de esta barra del bar.
Si yo soy un chico bueno
Sin grandes pretensiones
Joder, que no,
que ya se que se acabaron las vacaciones
Pero es que yo no quiero empezar a currar.

(Sept 2007)